Netview
Regresa el show de la NFL

AFP

Con la marcha atrás en el retiro de Tom Brady sus Tampa Bay Buccaneers acaparan las miradas de cara al inicio de temporada de la NFL este jueves, en un campeonato que tendrá la mariscal de campo obsesionado con la conquista de su octavo Super Bowl.

El sonado retiro de Brady anunciado poco después de que los Bucs cayeran en playoofs ante Los Angeles Rams, campeones del pasado Super Bowl, duró unas semanas firme y Tampa recibió con los brazos abiertos a su estelar jugador.

Esta temporada, el equipo de Brady tendrá al mando a  Todd Bowles  y Bruce Arians, quien dirigió a Brady y los Bucs a un título de Super Bowl hace dos temporadas, ahora será consultor.

Para Arians, Brady está “lanzando mejor de lo que nunca lo he visto” de cara a su campaña número 23 en la NFL y si bien la ausencia del mariscal de campo en algunas actividades de pretemporada por motivos personales alertó a la liga, lel jugador asegura que está para buscar una nueva corona.

A sus 45 años, Brady advirtió que su fuego competitivo “aún arde”,

“Tengo mucho que demostrar este año”, dijo la superestrella de la NFL. “Estoy para demostrar que todavía soy capaz de llevar a un equipo a un campeonato”.

Tom “es icónico”

En una temporada en la que los Rams intentarán convertirse en el primer equipo en 18 años en firmar un bicampeonato, los Bucs ponen todas sus fichas en su líder.

“Tom es Tom”, dijo el corredor novato Rachaad White. “Es nuestro líder. Es todo lo que queremos. Es nuestro capitán. Es icónico”.

Pero más allá de Brady y lo scampeones defensores, la polémica marca el paso una vez más en la largada de la liga se hizo presente en la largada de la liga de football americano.

El escándalo sigue vivo y salpica entre otros al mariscal de campo de los Cleveland Browns, Deshaun Watson. El jugador fue suspendido en medio de acusaciones de agresión sexual y conducta inapropiada durante sesiones de masaje.

Watson, quien se perdió toda la temporada 2021 en medio de las acusaciones mientras estaba con los Houston Texans, no enfrentó cargos penales y consiguió un contrato de cinco años y 230 millones de dólares con los Browns.

Mientras tanto, los Buffalo Bills intentaron eludir la controversia cuando desecharon al pateador novato Matt Araiza dos días después de que se presentara una demanda civil alegando que él estaba entre un trío de jugadores de la Universidad Estatal de San Diego que violaron a una joven de 17 años. Acusaciones que el kicker niega.

La NFL, inmensamente popular y en reiteradas oportunidades centro de controversias, también entra en la temporada enfrentando una demanda de tres entrenadores negros, encabezados por el ex entrenador en jefe de los Miami Dolphins, Brian Flores, alegando racismo en las prácticas de contratación de la liga.

Rams, bicampeonato en la mira

Los Rams comienzan el jueves contra un equipo de los Bills ampliamente promocionado como un contendiente al Super Bowl.

Quizás el mayor signo de interrogación para los Rams en su intento de repetir sea el fisico de su mariscal, Matthew Stafford, quien jugó con dolor la temporada pasada.

Sin embargo, Stafford  se declaró “listo para jugar” y sin limitaciones, a medida que se avecinaba el difícil comienzo de la temporada.

Los Bills cayeron ante los Kansas City Chiefs en el juego de campeonato de la Conferencia Americana hace dos años y ante los Chiefs en tiempo extra en la segunda ronda de los playoffs la temporada pasada. Derrota que para el mariscal de campo Josh Allen sirvió para reforzar la determinación de los Bills.

Allen dijo que la llegada del nuevo coordinador ofensivo Ken Dorsey significa que la ofensiva de los Bills será aún mejor este año. Esperan que los cambios los lleven hasta el Super Bowl 57 en Phoenix, Arizona, el 12 de febrero.

La temporada también contará con cinco juegos internacionales, incluido Brady y los Bucs contra los Seattle Seahawks en Munich el 13 de noviembre, el primer partido de la temporada regular en Alemania.

La Ciudad de México albergará un juego, mientras que tres juegos en Londres incluyen a Aaron Rodgers y los Green Bay Packers enfrentando a los New York Giants en octubre.

Rodgers, quien logró extensión por cuatro años y 200 millones, obtuvo su segundo premio MVP consecutivo de la NFL la temporada pasada, el cuarto de su carrera, pero los Packers se han retirado temprano en los playoffs en los últimos dos años.

Lee también
20240506_crecerjuntos_300x250
20231223_factura_electronica_300x250
20231124_etesal_300x250_1
20230816_dgs_300x250
20230601_agenda_primera_infancia_300X250
CEL
20240506_crecerjuntos_300x250
20231223_factura_electronica_300x250
20231124_etesal_300x250_1
20230816_dgs_300x250
20230601_agenda_primera_infancia_300X250
CEL