Netview
La "capital del ajedrez" ucraniana a la espera del próximo movimiento de Rusia

Agencias

Un grupo de aficionados de ajedrez observa la apasionante partida que se juega en un banco de la ciudad ucraniana de Leópolis, una ciudad todavía relativamente a resguardo de las consecuencias de la invasión rusa.

Un peón se come a un caballo, luego hay un frenesí de movimientos y final de la partida. El jugador que pierde deja un billete en el banco e inmediatamente las piezas vuelven a ser colocadas en el vetusto tablero.

“El ajedrez es un juego muy difícil”, dice Andréi Volokitin, de 35 años y actual campeón ucraniano. “Se necesita memoria, cálculo, estrategia, una visión del conjunto”, enumera este gran maestro.

Pero sobre la invasión rusa de su país, no ve salida posible: “Temo que esto dure varios meses, quizás más, no sé”, admite. “Es la nueva realidad para todas la gente de Ucrania”.

 “Un juego difícil”

En el paseo central, los aficionados ajedrecistas comentan la situación del país. Oleh Chernobayev, de 52 años, acepta humildemente su derrota, en menos de 10 minutos, ante Andréi Volokitin. Se muestra, en cambio, más optimista sobre las posibilidades de Ucrania ante Rusia en este conflicto.

“Vamos a ganar, sin ninguna duda. Nuestro pueblo es valiente, gente sin armas paran tanques”, asegura. Según él, el ejército ruso “no puede tomar Kiev”. “Nuestros hombres son muy valientes”, dice.

Cerca de él, Oleksander cree que se trata de “un juego difícil, un juego de espíritu”. 

“Tenemos que luchar por Ucrania de la misma manera que luchamos en el ajedrez”, dice.

Leópolis –en el oeste de Ucrania y a sólo 70 km de la frontera polaca– se ha librado por ahora de la violenta ofensiva rusa, iniciada el 24 de febrero.

Esta ciudad se considera como el centro cultural del país. Sus calles adoquinadas están repletas de cafés, comercios y restaurantes.

La ciudad también es conocida como la “capital del ajedrez”. La antigua Unión Soviética, que incluía a Ucrania hasta su disolución en 1991, apoyaba masivamente la práctica de este juego, cuyo dominio debía reflejar su superioridad estratégica.

Lee también
20240506_crecerjuntos_300x250
20231223_factura_electronica_300x250
20231124_etesal_300x250_1
20230816_dgs_300x250
20230601_agenda_primera_infancia_300X250
CEL
20240506_crecerjuntos_300x250
20231223_factura_electronica_300x250
20231124_etesal_300x250_1
20230816_dgs_300x250
20230601_agenda_primera_infancia_300X250
CEL